12/22/2008

Naima is online



[ ADVERTENCIA: Este artículo no es que contenga spoilers, es que un spoiler en sí mismo. Así que si alguien quiere ver la peli, mejor que se abstenga. ]



"¿Qué hago yo aquí? Esta es la pregunta Jimi. ¿Por qué estoy aquí y no en otro sitio? Quizá Lisa necesita a Jimi y Jimi a Lisa. Pero el amor no es necesidad ni dependencia. El amor sólo es amor. No debes esperar nada a cambio. Pero nosotros, todavía nos queremos Jimi. ¿Qué haces aquí Lisa?"

Así empieza Nirvana. Película que si bien cuenta en su reparto con un actor famoso como es Christopher Lambert, pasó prácticamente desapercibida.

Este principio recuerda a una escena de la trilogía de los gatos de Schrodinger de Robert Anton Wilson, donde una inteligencia superior le responde acerca de la causa del sufrimiento:

-" (...) en las etapas primigenias... los Hombres Primitivos estan demasiado concentrados en sí mismos como para formular las Grandes Preguntas hasta que el sufrimiento les obliga a preguntar..."


La historia nos lleva a un futuro cercano, en una ciudad italiana, la cual tiene una estética ciberpunk, y en ella las religiones y filosofías orientales parecen haber calado hondo. Jimi, el protagonista, es un acomodado desarrollador de videojuegos de una empresa de prestigio. Sin embargo, su vida no es plena desde que su mujer le abandonó ya que no sentía feliz con él, dejándo simplemente un emotivo video de despedida donde expone que se marcha a encontrar un sentido a su vida.

Desde que Lisa se marchó, Jimi pasa el día terminando el videojuego Nirvana y comprándole marihuana líquida a un taxista, sumido en un profundo abismo, perdido dentro de sí mismo. Un día, ocurre algo inesperado: el protagonista del videojuego toma consciencia de sí mismo a causa de un virus, y se da cuenta de que vive en una eterna repetición, y también su vida,al igual que pasó con la de Lisa, pierde su sentido, con lo que le pide Jimi que ponga a fin a su existencia[1].
Jimi decide ir a Barrakesh, los barrios bajos donde la muchedumbre va a evadirse y vivir experiencias límite, en busca de Joystick, única referencia que deja su mujer Lisa en el video, si bien le pide que no salga en su búsqueda. Una vez se encuentra con Joystick le expone que para eliminar el programa de manera definitiva necesita acceder a los ordenadores de la corporación, con lo que necesitará la ayuda de "ángeles", hackers de élite. Los hackers, pueden acabar "fritos",es decir físicamente muertos, y su personalidad almacenada en microchips. Quien se haya leído la famosa novela de W. Gibson Neuromante estará pensando en el carismático Flatline.

A pesar de los intentos del psicólogo de la corporación, por hacer "entrar en razón" a Jimi, y que continúe con el desarrollo del juego, no le cuesta encontrar y convencer a Joystick: Yokosama Star tiene una gran cantidad de dinero sin justificar, el cual es un tremendo incentivo para este hacker venido a menos. Desde que Jimi se encuentra con Joystick no para de gastar dinero, una curiosa metáfora más: karma quemándose continuamente. Sin embargo, necesitan a una tercera persona para hacer el control de tierra "el vuelo" (hackeo), esta es Naima[2]. Al principio no dan con ella, pero justo cuando menos se lo esperan y más lo necesitan (Joystick realiza un intento frustrado de fraude en una gasolinera y las autoridades les pisan los talones), es ella quién les encuentra a ellos, dando pie a una relajante escena amenizada por dos temas en acústico de la banda NOFX. La carta de presentación de Naima es nada menos que una reformulación del karma yoga, el yoga de la acción desapegada de los resultados, añadiéndole unos tintes de filosofía hacker consistente en ir siempre "más allá de los manuales" y de los convencionalismos.
Los mecanismos defensivos informáticos de seguridad con los que tendrán que enfrentarse consisten en programas llamados Black Devils[3], que recuerdan al Black Ice, otro guiño a Neuromante.




De nuevo la búsqueda de Lisa se entrelaza con el deseo de Solo: Joystick le cuenta a Jimi que ella se fue a Bombay City, y Naima comenta que necesita un virus indio para entrar en Yokohama Star que podrán encontrar allí.

En Bombay City , Jimi descubre al fin lo que pasó con Lisa: un gurú le cuenta que Lisa, murió de una enfermedad, pero que en sus últimos días fue feliz. Toda su personalidad y recuerdos se almacenaron en un dispositivo, y el gurú se lo da a Jimi. Pero sólo alguien con un implante especial puede acceder a él. Naima será quién reproduzca la personalidad de Lisa una vez más, para satisfacción de Jimi.

En uno de los muchos diálogos entre Jimi y Solo, el personaje de videjuego le aconseja a su creador que en su mundo, las personas cuando mueren se quedan en forma de energía, hasta que sus seres queridos los olvidan o simplemente dejan de llorarles, provocando una ansiedad terrible mientras tanto hasta que consiguen liberarse y la energía vuelve para volver a renacer, y que quizás, en el mundo de Jimi ocurre lo mismo, así que este debería cultivar el desapego y dejar "a su Lisa", marchar. Pero claro, Jim responde que no es tan fácil.

Por otra parte, Solo le enseña a su chica una "puerta trasera" en Nirvana: en un armario se ven las autopistas de información en bruto que dan forma al videojuego, y le muestra que la realidad no es lo que ella cree que es. Pero, ella se resiste a aceptarlo, y quiere creer que son trucos de ilusionistas realizados por Solo, e inmediatamente se sumerge en temas mundanos tales como sus responsabilidades sociales, para evitar la situación y no romper su afincado sistema de creencias.

Desde la habitación de un hotel, Joystick le pide a Jimi que vuele él porque no se encuentra en condiciones. Así que se disponen a insertar el virus en Yokosama Star. La imaginación de Jimi, ve el acceso a los datos como distintas habitaciones, en las que deberá ir superando pruebas. Tales como el recuerdo amargo de su padre, el de su taxista y camello, ambos itentando crearle sentimiento de culpabilidad o la prueba de fuego: Lisa pidiéndole perdón por lo que hizo. Cuando está a punto de sucumbir, Naima accede a los recuerdos de la verdadera Lisa, diciéndole la verdad, que no es tan bonita como la ilusión del mecanismo de defensa del sistema, pero la dura verdad le hace seguir adelante [4], detener la "cháchara mental" y crear un vacío en su mente, que le permite usar el conocimiento intuitivo e inmediato, sin filtros mentales. Joystick le aconseja sábiamente "no pienses en nada, sólo respira".

Al final logra entrar en la habitación correcta, Naima y joystick reparten todo el dinero que tiene la corporación sin justificar. Jimi le pregunta a Naima si Lisa le quiso de verdad, y ella le reponde que sí. Una vez que obtiene la respuesta a la pregunta que le perturba, viene una de las escenas más simbólicas de la película: Borra una pizarra la cual contiene la palabra Nirvana, representando la transcendencia de los conceptos, para acabar su "vuelo" con una serena sonrisa.




Cuando se dispone a eliminar la última copia de Nirvana, Solo le pregunta que qué sentirá cuando muera, Jimi le da una respuesta poética diciéndole que se convertirá "en un copo de nieve que no cae en ningún sitio". Solo, aún dudando se pregunta si han ganado, y Jimi le contesta afirmativamente sin ningún tipo de duda. Finalmente, con tranquilidad y firmeza, borra finalmente el video-juego.


[1] Es evidente la analogía con la existencia humana y con la creencia en la reencarnación: como en la mayoría de los videojuegos al morir el protagonista vuelve a empezar de nuevo la misma situación. También recuerda a la idea de eterno retorno de Nietzsche.
[2] Naima tiene las mismas letras que ánima. En terminos jungianos, ánima es la parte femenina (en los hombres, en las mujeres sería al contrrio, y se define com animus) que hace de puerta hacia lo más profundo de nosotros mismos.
[3] ¿El arquetipo de "sombra" que describió Jung simbolizando lo oscuro y desconocido que hay en cada persona?
[4] “Las palabras sinceras no son bonitas, y las palabras bonitas no son sinceras.” - Tao Te King.

1 comentario:

  1. Interesante revisión de una película que vi ya hace tanto tiempo que creía que nadie ya la recordaría.
    Me pareció un magnífico ejercicio de película de género y ficción, pero como siempre Gabriele Salvatore es mucho mas que un artista del mass media.
    Gracias por retraer la idea de revisitarla y interesante blog, por cierto.

    Un saludo

    ResponderEliminar