10/17/2009

Hypatia de Alejandría: Detrás de cada gran mujer, hay un (o muchos) gran (o grandes) sistemas de creencias.




Este blog nació con una entrada que hacía referencia a la adaptación a la gran pantalla de la vida de Hypatia de Alejandría. Este entrada, la escribo después de ver el largometraje.

La película en esencia, es una crítica al fanatismo, bastante cuidada. Sin embargo nos muestra al personaje histórico de Hypatia como una pagana/atea científica sin profundizar mucho en sus ideales metafísicos o sistemas de creencias. “Creo en la filosofía”, es una de las pocas y superfluas referencias a la filosofía y creencias de Hypatia en el film.

Hypatia pertenecía a la escuela neoplatónica, una heterodoxa combinación de otros sistemas filosóficos y religiosos con influencias de Platón, Pitágoras, Aristóteles y con elementos del hinduísmo y del misticismo judío.

Según el neoplatonismo, el principio supremo de todo es la Unidad Absoluta [1], y todo los demás, Alma incluída, surgiría por emanación. La diferencia entre creación y emanación, sería que mientras en la primera doctrina, Dios habría creado el Universo como algo separado totalmente de él, en la segunda todo lo existente sería un proceso continua descendente, si esa separación entre creación y creador [3]. Así como el emanacionismo excluiría la voluntad del creador, a ser todo lo existente una consecuencia de este, no necesariamente buscada a voluntad. Así, todo estaría de alguna manera ordenado tal que podríamos ascender por medio del desarrollo de consciencia hasta los niveles más altos, es decir cerca de “lo Uno” [2].

Además de la Unidad Absoluta, hay dos elementos importante en la doctrino neoplatónica: en primer lugar, el Logos, que es la inteligencia que contiene todas las ideas posibles. Y después, el Alma, principio del movimiento y el mundo físico, que se encargaría de materializar las ideas del Logos.

El camino del Alma hacia la Unidad Absoluta sería la trascendencia del pensamiento por medio del éxtasis, y así se confunda con el todo perdiendo la consciencia de sí misma. Plotino, uno de los neoplatónicos más importantes, estaba convencido de haber llegado algunas veces a este estado de unión total con el Todo.

El neoplatonismo como tal, murió en la Edad Medio, si bien influyó otras corrientes como la propia escolástica cristiana.

[1] Este paradigma sería muy similar al de Gurdjieff(al influyó el Gnosticismo al que a su vez inluyó el Neoplatonismo) , que definía en primer lugar el Absoluto, y luego varias “rayos de creación” a distintos niveles.

[2] Según Gurdjieff, habría una escala de niveles de cosnciencia definidos en el Universo, tal que cuando ascendemos un nivel, alguien o algo que estaba en ese nivel o bien desciende también un nivel, o asciende trasladando la “deuda” a un nivel superior.

[3] Grant Morrsion, en su obra “Los Invisibles”, expone una visión parecida: “El mundo físico es la parte del cielo que podemos tocar...”

3 comentarios:

  1. Hola,

    Gracias al menos por recordar lo que nadie esta recordando.
    Amenabar ha montado una historia para englobar lo que es su pasión que es la astronomía pero se ha olvidado que una persona no es solo lo que nos gusta de ella.
    Si Hypatia miraba los cielos es por que veía mas en ellos que el giro de los astros.
    Es el problema moderno de la literarizacion simplificadora de todos los temas.
    Los científicos son ateos y solo creen en las leyes inmutables de la ciencia cosa que en esa época y hasta que llego Descartes era todo lo contrario.
    Un saludo y sigue aportando esas pequeñas perlas.

    Agur.

    ResponderEliminar
  2. Aquí una gran reseña de la película:

    http://www.hypatiaylaeternidad.com/blog.html

    ResponderEliminar
  3. Jeje, estoy leyendo a Nietzche, y resulta que el tb era panteista, y no lo sabia, no recuerdo que esatudiaramos eso en el instituo. Ahora veo La onciencia Única por todos lados.

    ResponderEliminar