3/09/2010

"No digas que fue un sueño."

De nuevo un poema de Kavafis. Con el verso que dio título al famoso libro de Terenci Moix.

El dios abandona a Antonio

Cuando de pronto a medianoche escuches
pasar el invisible tropel
-con admirables músicas y voces-
no lamentes tu suerte, tus obras
que fracasaron, las ilusiones
de una vida que llorarías en vano.

Como dispuesto desde hace tiempo, como valiente
despídete de Alejandría que se aleja.
No te engañes, nunca digas
que fue un sueño, que tus oídos te confunden.
En tan vanas esperanzas no caigas.

Como dispuesto desde hace tiempo, como valiente
como quien fue digno de tal ciudad
acércate a la ventana
y escucha con emoción
no con las quejas y súplicas de los cobardes
la música exquisita de ese tropel divino
goza por última vez sus sones
y despídete, despídete de Alejandría que se aleja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario