5/30/2010

Perdidos y el Wu Wei: Dejándolo ir.



Espontaneidad, expectativas no cumplidas. Final medio previsible, medio sorprendente a partes iguales.

Tras seis años, Perdidos llega a su fin. Pero todo final lleva asociado un inseprable principio. En este caso, el principio de poder comprender más la esencia de la serie con la perspectiva de haber visualizado todos los capítulos, para decepción de muchos que esperaban un final tipo solución de crucigrama, para obtener respuestas rápidas y que exigan poco esfuerzo, sin entender que el verdadero conocimiento es el que requiere de la experiencia, reflexión y asimilación propia.

"Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante."
- El Principito.

La serie, más allá del carácter comercial, desde mi punto de vista tiene un componente transformador, una intención mágica, típica de las auténticas obras de arte. Así, el final se ha centrado es develar el destino de los personajes principales, sin llegar a resolver los engimas de fondo, como son el origen y finalidad de la propia isla, de los números, etc. Probablemente, darán respuestas con cuentagotas en un futuro a través de DVDs, video juegos... aprovechando claro está, el tirón comercial. Pero la intención de este final es clara: Lo importante son los personajes, que aún siendo ficticios, hacen que desarrollemos una alta empatía por ellos, y al sintonizar con sus perspectivas y emociones, de desarrollen en nosotros procesos de transformación similares a los de ellos.

"Magia es la ciencia y arte de causar cambio en conformidad con la Voluntad."
- Aleister Crowley.

Al final ha resultado que todo fue "real", y que conformen iban muriendo los personajes, aparecián en una realidad paralela, algo así como un limbo o un purgatorio, una realidad atemporal , donde terminarían de realizarse cada personaje, con sus anhelos, miedos, virtudes y defectos, pero eso sí, todos juntos, a modo coral, demostrando que cuando cada cual encuentra su sitio, lo hace lo mejor que puede y logra mantener fuertes lazos con los demás basados en la confianza mútua, se pueden lograr grandes avances.

Volviendo a las sensaciones que nos generan la empatía. Algunos la habrán sentido por Claire cuando teme que haya enloquecido en la isla y no quiere que la veo su hijo Aaron. Alguien que esté en pleno proceso catártico y tenga un compromiso familiar masivo tal como una boda y no quiere que le vean en ese estado la compenderá perfectamente. Alguien que haya vislumbrado experiencias extrasensoriales sentirá cierto consuelo cuando Jacob le comenta a Hugo que no está loco, que hablar con personas fallecidas es algo estupendo. Y algún afortunado entenderá perfectamente el estado de Jack cuando está muriendo en la isla y vislumbrando la realidad paralela atemporal, tomando cosnciencia de todas las experiecnias vividas, que al final lo que nos queda antes de pasar al siguiente nivel, y también entenderá cuando la amplia perspectiva de la iluminación le llevan a decir a Desmond que Ana Lucía aún no está preparada para dar el salto, y no tiene ninguna prisa, lástima o ansia por "despertarla" pues él ya no está sujeto a la farsa del tiempo.

La idea de esta realidad paralela es similar al concepto en Donnie Darko de universo tangente , donde Donnie tiene una segunda oportunidad para vivir la experiencias necesarias para aceptar su destino y como dicen en Perdidos "Let go", dejar ir todo, practicar el desapego, el Wu Wei de los taoístas.

LET IT GO

"El Tao nada hace y, sin embargo, nada queda sin hacer".Estas famosas palabras de Lao-Tse no pueden ser tomadas en su sentido literal, puesto que el principio de la “no-acción” (wu-wei) no equivale a inercia, pereza, laissez-faire o mera pasividad. Wu-wei, en el sentido de “no forzar”, es lo que queremos expresar cuando nos referimos a seguir la corriente, orientar las velas con el viento, seguir la marea en su fluir y adaptarse para conquistar

- "El camino del Tao". Alan Watts
"¿Sabes lo que me sucede cuando muero? Estoy allí esperando a que todo vuelva a empezar. Y lo peor de todo es la angustia que tengo. Sé que tengo que volver a empezar pero no quiero, y estoy allí, suspendido entre la vida y la muerte. Creo que a los muertos de vuestro mundo les sucede algo parecido. Les gusta quedarse allí para ver cómo los vivos les lloran. Se vuelven perezosos, entran como en un sopor. Pierden, sin darse cuenta, la energía de volver a empezar. Pero luego, a medida que los vivos se olvidan de ellos, o por lo menos dejan de llorar, es normal el tiempo lo borra todo. Cuando llegan a ese punto, no tiene sentido quedarse allí. Se aburren como ostras. Recuperan la energía para empezar de nuevo. Y van a buscarse otra vida. En mi opinión tendrías que dejar libre a tu Lisa. Deja que se vaya."
- Nirvana.

Volviendo al tema central, los personajes, todo parece indicar que Hugo heredó una isla ya sin humo negro, con un Ben redimido de segundo y con una metología distinta a la de Jacob para traer gente con la intención de... ¿redimirla? ¿conservar la luz de la isla? No queda claro.

Desmond tras su larga odisea posiblemente pasó unos años felices junto a Penny y su hijo, Kate gastó otros años echando de menos a Jack, Claire disfrutó de su hijo y Sawyer viviría unos años como alguien completamente distinto al timador que fue. Bueno, y Lapidus... Lapidus parece que hace tiempo que aceptó ser un segundón que está ahí sólo para pilotar magistralmente y tener la posibilidad de que alguien escape. Nunca sabremos mucho sobre su vida, a mi entender este sí que es un mal gesto por parte de los guionistas, un personaje superfluo introducido con un descarado calzador.

Así, tras ir muriendo cada uno de los personajes, se reencontrarían todos en esa realdiad paralela gracias a la sincronicidad y al alumno aventajado Desmond. Cada personaje va "recordando" al más puro estilo Platón (para él, el proceso de adquirir sabiduría era literalmente recordar el Mundo de los Ideas) y experimentan estos shocks cuando experimenta sensaciones intensas. La mayoría cuando encuentran a su "media naranja", Locke cuando recupera la sensibilidad en las piernas etc.



Así nuestro alumno aventajado Demond y su innata habilidad para soportar (¿y atraer?) descargas electromagnéticas, será, usando el paradigma de Gurdjieff, el agente externo que hará que nuestros personajes se "recuerden a sí mismo", recuerden quienes verdaderamente son.



Referencias:

Una interpretación estupenda del último episodia en particualr y de la serie en general: phorge.com

5/12/2010

Conspiranoia "Made in Spain"

"Mientras tanto, en cualquier otro lugar del mundo de ayer-hoy-mañana, estamos a mediados de los setenta. El Teorema del Campo Unificado de la Ansiedad Americana se convierte en un libro de texto, en una guía hacia una divertidísima anarquía oculta, una trilogía que lo puso todo junto y cambió la naturaleza de la paranoia: la transformaron, de una enfermedad a un juego revelador, antes de que Dan Brown y David Icke llegaran para hacerla enfermedad de nuevo. "

Fragmento de un tributo de Alan Moore al fallecido Robert Anton Wilson en el Queen Elizabeth Hall de Londres, haciendo referencia a David Icke, un tipo inglés que cree que somos esclavos de una vieja maquinación. Crítico con la sociedad y con los instrumentos de dominación. Hasta aquí todo bien. ¿Por qué lo menciona entonces Alan Moore despectivamente? Bueno, David cree que hay un grupo de personas influyentes (Illuminati) que nos han vendido a unos seres de otro planeta (o del centro de la Tierra, o de otra dimensión, aún no me queda muy claro) llamados reptilianos. Estos seres estarían camuflados entre nosotros, de manera muy similar a cómo los muestra la serie V[1], de la que que por cierto se ha hecho un patético remake recientemente. Eso sí, en la serie existía un grupo de reptilianos enfrentados a sus líderes, y aliados de los terrícolas llamados "La quinta columna", en la realidad consensual parece que no libra nadie que tenga piel de serpiente.

David Icke y los reptilianos.


Entre los numerosos seguidores de Icke, destaca Rafael Palacios, más conocido por su apodo de Internet, rafapal. Ex-reportero de Tele-Madrid, recopiló varias teorías conspiranoicas en monográfico llamado Jaquemate. Si bien esta publicación tiene varios aspectos interesantes, dudando de la verdad oficial y con cierto sentido crítico, cae en el burdo error de cargar siempre con la culpa a los judíos casi siempre sin documentar correctamente la acusación, muy al estilo de la ultraderecha. También es autor de un blog que actualiza constantemente y recibe bastantes visitas. Una vez más, alterna enlaces interesantes y críticos, con noticias tales como "Descubierta en el Arca de Noé". Con lo que se cambia el paradigma de creerse todo lo que dicen los medios oficiales por el de creerse todo lo que no emitan los medios oficiales. Como cambiar una pieza de puzzle por la contraria con la forma que encaje perfectamente en la anterior.

Rafael Palacios, "rafapal".

"Los enemigos de mis enemigos son mis amigos."

Otra característica de este tipo de pensamiento, es la ambigüedad política. Icke, el movimiento Zeitgeist y Rafa se posicionan hasta la saciedad: "Hay que crear un movimiento que englobe desde la extrema izquierda a la extrema derecha y que cambie de arriba a abajo este sistema". Si bien no encerrarse en un sistema de creencias, y salir del dogmatismo se antoja algo positivo, a veces se muestran partidarios de personas muy afines al sistema como el candidato estadounidense conservador Ron Paul, y llegando a veces a justificar posiciones nazis debido al antagonismo de estos con los judíos. Como no podía ser menos, también caen en el "cantamañanismo", así proclaman que vivimos una étapa única (¿Qué etapa no lo es realmente?) y que todo va a cambiar para bien en muy poco tiempo. Probablemente, como no, en 2012.

Otro aspecto donde chirrían las teorías de estos señorse... Si todo esto es verdad, si hay una conspiarción judeo-masónica-judía-reptiliana-Illuminati, ¿por qué no se quitan de en medio a Icke y a Rafapal? Según ellos, en cuanto tienen rivales peligrosos para sus planes, estos seres no dudan en ser drásticos, mover unos hilos y aniquilar a sus enemigos. Entonces cabe pensar dos cosas: Estos teóricos tienen muy baja autoestima y en el fondo saben que no suponen ningún peligro para los líderes en la sombra. O bien, forma parte de ese plan para llegar al Gobierno Mundial, y por eso son intocables. No sé cual de las dos posibilidades sería peor.

La verdadera rebeldía.

Al menos a Rafa, Icke y a alguno más, todo esto le está sirviendo para ganar algún dinerillo, tan dificil estos días. Pero, ¿qué pasa con sus "seguidores", esa gente que cree en toda esta teoría de la conspiración a pies juntillas?

Como dije antes, es cambiar un paradigma estancado por otro. Las personas caemos con frecuencia en la fácil perspectiva de culpar sistemáticamente a agentes externos de nuestras miserias. Así, es muy fácil estar culpando continuamente a personas que no conoceremos nunca o que incluso no se pueden probar su existencia para escapar de los procesos de cambio internos que todos tenemos latentes. Así, es muy fácil estar pensando en lo desgraciados que somos siendo esclavos de unos supuestos alienígenas, mientras tratamos con la punta del pie a las personas que tenemos cerca que son las que realmente forman parte de nuestra realidad personal más inmediata. Aunque toda esta conspiración sea cierta, ¿qué ganamos expresando nuestro descontento aleatoriamente, en el bar, en el trabajo, en el gimnasio...? Lo mismo que cuando nos quejamos de los políticos, del árbitro del partido de anoche, o del sexo opuesto: No querer ver al "fascista interior", el que tenemos más a mano, el que nos esclaviza más directamente, pero claro el más dificil de confrontar, pues ¿quién quiere acabar con una parte de sí mismo? No pretendo con este punto de vista crear sentimiento de culpabilidad (un mecanismo de esclavitud más) ni romper una lanza a favor de nuestros líderes de cualquier tendencia ideológica (¿Quién cree ya en ellos?), sino enfocar nuestros esfuerzos y consciencia en un cambio y emancipación real, y estos la mayoría de veces empiezan dentro de nosotros mismos.

"Hay una conspiración. De hecho hay una gran cantidad de conspiraciones que tropiezan entre si. Y todas estas conspiraciones son manejadas por fascistas paranóicos y payasos torpes. La verdad de este mundo es que es caótico. La verdad es que, no es una conspiración bancaria judía, ni los aliens grises o los reptiloides de 12 pies de otras dimensiones quienes controlan todo. La verdad es mucho mas aterradora, nadie tiene el control. El mundo está a la deriva…"
- Alan Moore



[1] Para hacer honor a la verdad, en la literatura de ficción y fantasía hay muchas referencias a razas reptiloides que viven infiltradas en la Tierra. "Memorías de Idhún" de la escritoria española Laura Gallego es una de esas obras.