5/12/2010

Conspiranoia "Made in Spain"

"Mientras tanto, en cualquier otro lugar del mundo de ayer-hoy-mañana, estamos a mediados de los setenta. El Teorema del Campo Unificado de la Ansiedad Americana se convierte en un libro de texto, en una guía hacia una divertidísima anarquía oculta, una trilogía que lo puso todo junto y cambió la naturaleza de la paranoia: la transformaron, de una enfermedad a un juego revelador, antes de que Dan Brown y David Icke llegaran para hacerla enfermedad de nuevo. "

Fragmento de un tributo de Alan Moore al fallecido Robert Anton Wilson en el Queen Elizabeth Hall de Londres, haciendo referencia a David Icke, un tipo inglés que cree que somos esclavos de una vieja maquinación. Crítico con la sociedad y con los instrumentos de dominación. Hasta aquí todo bien. ¿Por qué lo menciona entonces Alan Moore despectivamente? Bueno, David cree que hay un grupo de personas influyentes (Illuminati) que nos han vendido a unos seres de otro planeta (o del centro de la Tierra, o de otra dimensión, aún no me queda muy claro) llamados reptilianos. Estos seres estarían camuflados entre nosotros, de manera muy similar a cómo los muestra la serie V[1], de la que que por cierto se ha hecho un patético remake recientemente. Eso sí, en la serie existía un grupo de reptilianos enfrentados a sus líderes, y aliados de los terrícolas llamados "La quinta columna", en la realidad consensual parece que no libra nadie que tenga piel de serpiente.

David Icke y los reptilianos.


Entre los numerosos seguidores de Icke, destaca Rafael Palacios, más conocido por su apodo de Internet, rafapal. Ex-reportero de Tele-Madrid, recopiló varias teorías conspiranoicas en monográfico llamado Jaquemate. Si bien esta publicación tiene varios aspectos interesantes, dudando de la verdad oficial y con cierto sentido crítico, cae en el burdo error de cargar siempre con la culpa a los judíos casi siempre sin documentar correctamente la acusación, muy al estilo de la ultraderecha. También es autor de un blog que actualiza constantemente y recibe bastantes visitas. Una vez más, alterna enlaces interesantes y críticos, con noticias tales como "Descubierta en el Arca de Noé". Con lo que se cambia el paradigma de creerse todo lo que dicen los medios oficiales por el de creerse todo lo que no emitan los medios oficiales. Como cambiar una pieza de puzzle por la contraria con la forma que encaje perfectamente en la anterior.

Rafael Palacios, "rafapal".

"Los enemigos de mis enemigos son mis amigos."

Otra característica de este tipo de pensamiento, es la ambigüedad política. Icke, el movimiento Zeitgeist y Rafa se posicionan hasta la saciedad: "Hay que crear un movimiento que englobe desde la extrema izquierda a la extrema derecha y que cambie de arriba a abajo este sistema". Si bien no encerrarse en un sistema de creencias, y salir del dogmatismo se antoja algo positivo, a veces se muestran partidarios de personas muy afines al sistema como el candidato estadounidense conservador Ron Paul, y llegando a veces a justificar posiciones nazis debido al antagonismo de estos con los judíos. Como no podía ser menos, también caen en el "cantamañanismo", así proclaman que vivimos una étapa única (¿Qué etapa no lo es realmente?) y que todo va a cambiar para bien en muy poco tiempo. Probablemente, como no, en 2012.

Otro aspecto donde chirrían las teorías de estos señorse... Si todo esto es verdad, si hay una conspiarción judeo-masónica-judía-reptiliana-Illuminati, ¿por qué no se quitan de en medio a Icke y a Rafapal? Según ellos, en cuanto tienen rivales peligrosos para sus planes, estos seres no dudan en ser drásticos, mover unos hilos y aniquilar a sus enemigos. Entonces cabe pensar dos cosas: Estos teóricos tienen muy baja autoestima y en el fondo saben que no suponen ningún peligro para los líderes en la sombra. O bien, forma parte de ese plan para llegar al Gobierno Mundial, y por eso son intocables. No sé cual de las dos posibilidades sería peor.

La verdadera rebeldía.

Al menos a Rafa, Icke y a alguno más, todo esto le está sirviendo para ganar algún dinerillo, tan dificil estos días. Pero, ¿qué pasa con sus "seguidores", esa gente que cree en toda esta teoría de la conspiración a pies juntillas?

Como dije antes, es cambiar un paradigma estancado por otro. Las personas caemos con frecuencia en la fácil perspectiva de culpar sistemáticamente a agentes externos de nuestras miserias. Así, es muy fácil estar culpando continuamente a personas que no conoceremos nunca o que incluso no se pueden probar su existencia para escapar de los procesos de cambio internos que todos tenemos latentes. Así, es muy fácil estar pensando en lo desgraciados que somos siendo esclavos de unos supuestos alienígenas, mientras tratamos con la punta del pie a las personas que tenemos cerca que son las que realmente forman parte de nuestra realidad personal más inmediata. Aunque toda esta conspiración sea cierta, ¿qué ganamos expresando nuestro descontento aleatoriamente, en el bar, en el trabajo, en el gimnasio...? Lo mismo que cuando nos quejamos de los políticos, del árbitro del partido de anoche, o del sexo opuesto: No querer ver al "fascista interior", el que tenemos más a mano, el que nos esclaviza más directamente, pero claro el más dificil de confrontar, pues ¿quién quiere acabar con una parte de sí mismo? No pretendo con este punto de vista crear sentimiento de culpabilidad (un mecanismo de esclavitud más) ni romper una lanza a favor de nuestros líderes de cualquier tendencia ideológica (¿Quién cree ya en ellos?), sino enfocar nuestros esfuerzos y consciencia en un cambio y emancipación real, y estos la mayoría de veces empiezan dentro de nosotros mismos.

"Hay una conspiración. De hecho hay una gran cantidad de conspiraciones que tropiezan entre si. Y todas estas conspiraciones son manejadas por fascistas paranóicos y payasos torpes. La verdad de este mundo es que es caótico. La verdad es que, no es una conspiración bancaria judía, ni los aliens grises o los reptiloides de 12 pies de otras dimensiones quienes controlan todo. La verdad es mucho mas aterradora, nadie tiene el control. El mundo está a la deriva…"
- Alan Moore



[1] Para hacer honor a la verdad, en la literatura de ficción y fantasía hay muchas referencias a razas reptiloides que viven infiltradas en la Tierra. "Memorías de Idhún" de la escritoria española Laura Gallego es una de esas obras.

3 comentarios:

  1. Ja! qué casualidad, que ayer o antesdeayer mismo estaba escribiendo sobre lo mismo mismo en Decon, con las terías de los reptilianos y cómo funcionan para distraer la atención de otros temas más cercanos, y la tendencia de buscar siempre un responsable externo a nuestros problemas (reptilianos, tecnología, capitalismo)en lugar de mirar hacia dentro y asumir nuestra responsabilidad, y hoy decido leer tu blog y veo esta entrada que no habia leído antes! ¿Sincronicidad?

    ResponderEliminar
  2. ¡Ey! Sí, lo que más rabiame da es que mezclan sus desvaríos con críticas más certeras, y claro, esto hacen que las segundas pierdan crédito...

    Por cierto me acordé de ti cuando escribí el post, debido a la referencia a Memorias de Idhún.

    ResponderEliminar
  3. Ah, Memorias de Idhún, y pensar que nunca recuperaré todas las horas que dediqué a leerme esos tres tochos...

    ResponderEliminar